cirugía craneofacial

Cirugía Craneofacial.

Dentro de la cirugía craneofacial existen múltiples patologías tanto congénitas como adquiridas, pasando incluso por el trauma facial. Dentro de las patologías más frecuentes que podemos mencionar se encuentran:

 

Labio y/o paladar hendido: esta es una lesión que no sólo consiste en una división del labio y/o paladar, sino que es una alteración anatómica que puede afectar al labio, nariz, tabique, vómer, segmentos alveolares, músculos del paladar, otras estructuras y esta hendidura puede ser uni o bilateral. Siendo necesario para la corrección de esta patología de un procedimiento de cirugía plástica reconstructiva oportuno.

Craneosinostosis: Esta entidad se refiere a la fusión prematura de una o más suturas craneales, ya sea en la bóveda del cráneo o en su base, y dependiendo de la sutura o suturas de cráneo afectadas será la deformidad del cráneo. Estas deformidades craneales pueden presentarse de forma única o en conjunto a diversas anormalidades congénitas, como en los Síndromes de Apert o Crouzon, lo que se conoce como craneosinostosis sindromática. Estas patologías como las hendiduras craneofaciales o hipertelorismo o hiperteleorbitismo, son patologías que para su tratamiento es necesario la valoración integral de un equipo multidisciplinario en donde el cirujano plástico forma parte primordial en el equipo quirúrgico.

Microsomía craneofacial: la microsomía craneofacial es un conjunto de anomalías morfogenéticas que afectan estructuras óseas, tejido blando así como estructuras neuromusculares faciales. Afecta principalmente a las regiones de la boca, de la mandíbula, el maxilar y el oído que se identifica con el aplanamiento de un lado de la cara y por lo tanto de asimetría. De acuerdo a las características clínicas de la enfermedad así como de la edad el cirujano plástico determinará cual será el mejor tratamiento y el momento oportuno para realizar la corrección.

Microtia: el pabellón auricular normal en el adulto es de 5.5 a 6 cm.; el desarrollo del oído ha ocurrido en 85% hacia los 3 años y se completa entre los 6 y 15 años. La microtia es una deformidad hipoplásica del pabellón auricular, es decir, desde la falta de formación de alguna estructura del pabellón auricular hasta la ausencia de uno o ambos pabellones auriculares. La Cirugía Plástica Reconstructiva de la oreja es frecuente que se realice en la edad escolar o un poco antes, pues es en esta edad cuando se empieza a formar el concepto de imagen corporal. Existen diversas formas en las cuales pueda reconstruirse una oreja y va desde tejido autólogo (tejido propio) como es el cartílago costal, hasta el uso de materiales sintéticos como lo es el medpore®. La Cirugía Plástica Reconstructiva de la oreja conlleva varios pasos, en los cuales se van corrigiendo algunos detalles para hacerla lo más simétrica a la oreja contralateral.

Caso 1: Fisura Labioalveolopalatina

Caso 2: Fisura Nº 4 que compromete el complejo oculobucal.

Caso 3: Microsomia Hemifacial (Distracción Maxilomandibular)

Caso 4: Sindrome de Crouzon

 

 

Avance de Lefort I extendidoa pizo de orbita .

Normalizacion de craneo, cara y via aérea.